Fotografía

Ocasos y Albas

Un atardecer es magia, es aquel instante en que el día se opone a irse y las nubes parece que se aferraran al sol por los colores para no dejarlo partir, ya las nubes no solo son figuras en el cielo en blancos y grises, ya son colores y rastros de luz, azules, violetas, rojos y amarillos.

Un atardecer es casi como una despedida, pero es la única despedida que te alegra repetir. Día tras día los contemplas para maravillarte siempre, incluso en aquellas tardes en que no parece que haya algo de qué asombrarse siempre hay un rayo en alguna nube, o un inmenso cielo azul, o un nubarrón que siempre hace que se vea todo diferente.

Un atardecer es esa promesa que se hace con el día para vernos después.

Un anochecer o un amanecer, un atardecer o un cielo estrellado, todos ellos generan en mi esa sensación de que la vida brilla para todos.

Capí­tulos: | Anterior | Prefacio | 1 | 2 | 3 | 4 | Siguiente |