Rafting en el río Fonce

Rafting en el río Fonce

mayo 21, 2008 Publicado en Viajes • Ver en Panoramio
Etiquetas:
1 Comentario »

Las oficinas de los guías de rafting quedan al lado del parque del Gallineral, muy cerca al lugar donde desembarcan los que terminan la jornada de descenso por el río. Pero el lugar de embarco queda río arriba a 15 minutos en carro, así que es común ver los microbuses que salen del malecón arrastrando las balsas o rafts, con grupos de entre 4 y 7 personas.

Al llegar al embarcadero el guía hace las recomendaciones de seguridad. Explica la forma en que ha de sentarse uno en el raft, a borde del bote con el pie que está detrás haciendo presión con el talón en la esquina entre el borde del raft y el inflable, y con el pie que está delante bajo el otro inflable o, si se está en la punta, usando una lona que hace las veces de calapié; esta posición permite tener siempre un punto de apoyo en el bote y evitar ser expelido.

Leer más »

Parque del Gallineral

El parque del Gallineral

mayo 21, 2008 Publicado en Viajes • Ver en Panoramio
Etiquetas:
Sin comentarios »

Poco a poco fui despertando del profundo transe en el que había caído, producto de los esfuerzos del día anterior. Después de juntar ánimo me levanté de la cama y abrí la puerta del balcón que da hacia el río Fonce, que hoy amanecía tranquilo. Su inexorable paso había acompañado mi sueño toda la noche, siempre cadencioso.

Aun quedaba mucho tiempo hasta el inicio de las actividades del día así que decidí visitar el parque que se encuentra al lado de la oficina de los guías de rafting, el famoso parque del Gallineral.

Leer más »

Dejamos atrás la entrada

Páramo y La Cueva del Indio

mayo 20, 2008 Publicado en Viajes • Ver en Panoramio
Etiquetas:
4 Comentarios »

Cuando entramos a la población de Páramo fuimos directamente al restaurante La Rancha. El lema del local dice que “si su paladar no goza le toca lavar la loza”, y cuidado con ir a contradecir a la cocinera porque se enoja y a la mujer santandereana hay que tenerle mucho miedo. Los perros que paseaban por el local solo le obedecían a ella con cada grito que daba y nunca siquiera voltearon a mirar al hombre de la casa cuando les hablaba. También es claro que los perros no son bobos y saben muy bien quién es el que les da de comer. Un poco en broma nos explicaron que no solo los hombres le tienen miedo a la mujer santandereana, a lo que respondió la cocinera con un sonoro “no lamba”.

Leer más »

Suspendida

Las Cascadas de Juan Curí

mayo 20, 2008 Publicado en Viajes • Ver en Panoramio
Etiquetas:
6 Comentarios »

A media hora al sur de San Gil está el sistema de cascadas de Juan Curí, formado por dos grandes saltos de agua y varios pequeños que suman una altura conjunta de poco más de 100 metros. Al lado de la carretera está la casa donde inicié el ascenso de 15 minutos que lleva hasta el plan donde termina el primer salto y comienza la segunda cascada. El recorrido poco a poco se fue haciendo más empinado y las sogas que habían servido de guía hasta el momento las usé también como apoyo en algunos tramos, en especial en aquellos donde los riachuelos hacen más lisas las lozas de piedra. Una vez arriba tuve el impacto visual de la primera cascada, la mas alta de todas, pero lo que más me sorprendió fue la complejidad del conjunto de piedras, lozas y caños que han sido labrados con el paso de los eones.

Leer más »

Fuerza

Cabo San Juan

marzo 10, 2008 Publicado en Viajes • Ver en Panoramio
Etiquetas:
107 Comentarios »

Cuando llegué ya todos estaban en la playa frente a la zona de camping. Pasé a saludar y seguí caminando hasta el lugar donde la noche anterior había tomado una foto de la luna sobre las palmeras. Permanecí al borde de la playa sobre las piedras por unos minutos observando las copas de los árboles, los acantilados, las olas y la espuma, y cuando miré hacia la gente encontré a por lo menos 4 mujeres que se habían equivocado de playa, porque si mal no recuerdo la playa nudista queda 10 minutos más adelante. Giré sobre mis talones y volví hacia las rocas que dan contra la otra playa para no incomodarlas con la presencia de una cámara. Después tomé un baño en el mar para dejar las malas energías, si es que aun quedaba alguna.

Leer más »