No hay mucho para contar hoy, es un día de viaje normal en el cual te levantas temprano, entregas la habitación del hotel y sales a hacer las cosas que crees que te faltaron, así que decidí ir a la playa que había visitado el día anterior para tomar unas fotos en el día y compararlas. No había gente trotando pero había un letrero que indicaba que todos los días había eventos y clases de Tai-Chi, debe ser bien agradable una sesión en la playa escuchando el río.

Leer más »