Categorías
Arte Lifestyle

Eye in the Sky

Don’t think sorry’s easily said
Don’t try turning tables instead
You’ve taken lots of Chances before
But I ain’t gonna give anymore
Don’t ask me
That’s how it goes
Cause part of me knows what you’re thinkin’

Don’t say words you’re gonna regret
Don’t let the fire rush to your head
I’ve heard the accusation before
And I ain’t gonna take any more
Believe me
The sun in your Eyes
Made some of the lies worth believing

Chorus:
I am the eye in the sky
Looking at you
I can read your mind
I am the maker of rules
Dealing with fools
I can cheat you blind
And I don’t need to see any more
To know that
I can read your mind, I can read your mind

Don’t leave false illusions behind
Don’t Cry cause I ain’t changing my mind
So find another fool like before
Cause I ain’t gonna live anymore believing
Some of the lies while all of the Signs are deceiving.

Chorus x2

— The Alan Parsons Project

Categorías
Arte Lifestyle Punto de Vista

Luchar por ella

Y la madrugada se vuelve cada vez más intima,
podría hablarte de la luna pero prefiero que la mires,
podría hablarte del amor pero prefiero que lo sientas.

Podría hablarte del amor pero prefiero que los sientas,
hablarte de la verdad pero prefiero que la busques,
podría hablarte de la libertad pero prefiero que la goces,
hablarte de la paz.

Podría hablarte del odio pero prefiero que lo ignores,
podría hablarte de la amistad pero prefiero ofrecértela,
podría hablarte de la verdad pero prefiero que la busques,
podría hablarte de la vida pero prefiero que la vivas.

Categorías
Arte Lifestyle Punto de Vista

Consumo gusto

Comprar, cosas que no valen pa’na’.
Comprar, para olvidarlas en el desván.
Comprar, es un placer excepcional.
Comprar, como me gusta despilfarrar.

Todo el día currando como un cabrón hasta las 10
por un salario de mierda que no me llega a fin de mes;
pero la tele me dice que tengo que consumir.
Acepto con sumo gusto yo me dejo persuadir.

Pagar, el colegio del chaval.
Pagar, la puta luz, el agua y el gas.
Pagar, la residencia de mama.
Pagar, mi vida consiste en aforar.

Pago la letra del coche, pago la cuota de comunidad.
Pago la puta hipoteca, pago la cuenta que debo en el bar.
Pago la letra del video, pago la letra del televisor.
Pago el seguro del coche, pago la letra del ordenador.

Puto dinero (puto dinero), puto dinero (puto dinero)
La sociedad de consumo me ha convertido en su servidor
Puto dinero (puto dinero), puto dinero (puto dinero)
Siempre con el agua al cuello, estas es la vida del consumidor

Esclavo de la puta publicidad, esclavo soy.
Esclavo, la sociedad del bienestar no es para todos por igual.

Aquí termina la historia de este humilde trabajador,
que ha sido utilizado y ni siquiera se ha enterao’.
¿Quién saca la tajada, quién maneja este tinglao’?
Los que están por arriba, los que parten el bacalao.

Puto dinero (puto dinero), puto dinero (puto dinero)
La sociedad de consumo me ha convertido en su servidor
Puto dinero (puto dinero), puto dinero (puto dinero)
Siempre con el agua al cuello, estas es la vida del consumidor

Esclavo de la puta publicidad, esclavo soy.
Esclavo, la sociedad del bienestar no es para todos por igual.

— Ska-P

Categorías
Arte Lifestyle Punto de Vista

Algo personal

Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas,
que hurtaban flores para regalar a su mamá
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones:
tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
viajan de incógnito en autos blindados
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
a colgar en las escuelas su retrato.

Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales;
resulta bochornoso verles fanfarronear
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
juegan con cosas que no tienen repuesto
y la culpa es del otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quien en la cosa, nada tiene que perder.
Pulsan la alarma y rompen las promesas
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
nos ponen la pistola en la cabeza.

Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente
y experimentan nuevos métodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.

No conocen ni a su padre cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños.
Nos niegan a todos el pan y la sal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.

— Joan Manuel Serrat

Categorías
Arte Lifestyle Punto de Vista

La muerte contó el dinero

Se quiebra el cielo en cortezas de cal,
cubren las tumbas trozos de altamar,
siembran dolores de parto animal,
lloran los niños su hambre invernal.

Cruzan de sombras sus camas, su voz,
los hombres viento -segmento de sol-
pues en la tierra el reloj se paró
cuando la muerte contó el dinero.

Bajo los cueros sin sal
lloran los huesos su mal
y entre las secas manos del dolor
los vientos buscan su espesor,
los hombres sabios su justo lugar.

Veo la tierra sufrir, vi sus cosechas morir,
pues muchos quieren ser dueños de Dios,
y de su estómago y su voz,
y de la carne de los muertos.

Cruzan de sombras sus camas, su voz,
los hombres viento -segmento de sol-
pues en la tierra el reloj se paró
cuando la muerte contó el dinero.

— Alas