Tolú

septiembre 29, 2009 Publicado en Viajes • Ver en Panoramio
Etiquetas:

Junto con Cobeñás, Tolú es un destino turístico de alta demanda en Colombia. Las aguas azules del golfo de Morrosquillo y la proximidad con las islas de San Bernardo le han valido a la zona el reconocimiento nacional. Las cabañas construidas a lo largo de las playas de Tolú y Cobeñas son ocupadas por turistas casi todo el año, y por lo general se debe reservar un cupo con suficiente tiempo. Ya están construyendo proyectos de apartamentos que muy seguramente marcaran la pauta en lo que será el futuro urbanístico de la zona del golfo, solo espero que los curadores resguarden algunos espacios verdes y no permitan que un horizonte de concreto se apodere de la totalidad del golfo.

En la playa de los pescadores artesanales se ve un grupo de canoas de fibra de vidrio que comparten espacio con las canoas tradicionales en madera. Estas canoas de fibra fueron obsequiadas por el gobierno japonés. El color blanco de las canoas de fibra y los logotipos al rededor les da un aspecto de vallas publicitarias que desentona con la naturalidad de las canoas tradicionales.

Pasé al restaurante en el muelle turístico desde donde se ve a lo lejos los muelles de la estatal petrolera, y más cerca los muelles de los clubes náuticos y la playa de los pescadores artesanales. Mientras almorzaba pargo rojo sonaba en la radio el programa de “La hora folclórica”, y no sé si sera el lugar, o que ya me estoy acostumbrando a la música de la costa, o que no había escuchado los porros sabaneros correctos, pero la música sonaba tan bien que pregunté en dónde podía comprar una recopilación de música de bandas. Me recomendaron preguntar en uno de los pasajes comerciales del pueblo, así que tomé un bicitaxi para ir hasta el sitio recomendado y con sorpresa descubrí que distaba tan solo 4 cuadras desde el restaurante. Tolú no es una población grande, creo que en un cuarto de hora se puede recorrer a pie la mayoría del pueblo, pero como el sol golpea tan fuerte es preferible tomar un bicitaxi así sea para recorrer las cuatro cuadras entre el hotel, la plaza y la playa. La población de Tolú se mueve en bici-taxi, y prueba de ello es que solo vi un taller de motos en comparación a la decena de talleres de bicicletas.

A unas cuadras del pasaje comercial está el parque principal del pueblo, donde se puede descansar del sol en uno de los tantos bancos de concreto dispuestos bajo los árboles que hay por todo el parque. Justo antes de llegar la noche la gente del pueblo en coro comenzó a recomendar que volviera al malecón para ver el atardecer. Observar la puesta del sol sobre el golfo de Morrosquillo es un espectáculo hermoso.

Escriba su comentario