Los recuerdos

septiembre 23, 2009 Publicado en LifestylePunto de VistaViajes • Ver en Panoramio

Las cosas cambian, las calles cambian, las casas cambian, los callejones cambian, nosotros cambiamos. Han pasado 29 años desde la última vez que corrí por la que era la calle sin pavimentar al frente de mi casa en Apartadó. En aquel entonces la calle era inmensa desde mi perspectiva, la acera al frente estaba colmada de casas y desde la esquina en adelante todo era un lote baldío. Hoy al frente hay un colegio, desde la esquina continúa el barrio por otras cuadras, la calle está pavimentada y donde estaba mi casa ahora hay un locutorio, al lado preparan otro local, y en medio está la puerta hacia los apartamentos en que se dividió la casa de mis padres. Antes esta era una zona residencial, hoy es la zona rosa de Apartadó.

Una mala jugada del destino me separó de aquella calle, y muchas cosas han pasado desde aquellos días. Odié la realidad, odié a las personas, me llené de un negro sentimiento. Luego acepté la realidad y viví con ella, perdoné a los que habían mentido y comprendí que jamás me separaron de lo que realmente importa. Pasaron 20 años para que la marea se calmara y pudiera acercarme a Apartadó con la certeza de llegar sin riesgo de abrir las heridas cicatrizadas, pero aun hicieron falta 5 años para volver a caminar por mi vieja calle con la independencia de criterio que requería para saludar al pasado sin comprometer mi futuro.

He vuelto a Apartadó para buscar los años de infancia que solo aquel pueblito de mis cuitas puede contar, una infancia que pasó de un plato de arroz de coco a un plato de lentejas en cuestión de segundos. No critico el cambio, tan solo lo manifiesto.

Por fortuna para mí, allí seguían los rostros que acompañaron mis primeros días en la vida, bellos y sonrientes. Si lloro en estos momentos es de felicidad. Ya he dado un primer paso, vendrán muchos más.

4 comentarios para “Los recuerdos”

  1. Dean dice:

    Hola Sebastiàn

    Reitero la invitaciòn a la Decanatura de Ingenierìas de la Universidad de Envigado.

  2. amr dice:

    la verdad nos hace libres, pues la autentica libertad radica en darle la bienvenida a la realidad. me gustaria saber si me puedes enviar algun correo para hablar.

Escriba su comentario