Mas allá de lo esperado

mayo 19, 2008 Publicado en Viajes
Etiquetas:

Otro viaje al que le llegó la hora, pero los pronósticos no habían sido venturosos y los noticieros auguraban lluvia para todo el país, sin embargo las fotografías satelitales mostraban un espacio despejado sin nubes que se dirigía hacia Santander, y como si se tratara de un buen presagio decidí arriesgarme. Salí de Manizales cuando aun era de noche y una lluvia torrencial caía sobre la ciudad, pero tan solo duró un corto trecho hasta donde inicia el ascenso a Letras, y para confirmar plenamente mis buenos vaticinios el alba me alcanzó cuando cruzaba el alto de la cordillera, con un sol radiante que presagiaba un feliz viaje.

Así siguió el viaje hasta Zipaquirá, donde hice la primera parada para visitar la Catedral de Sal. Me tomó más tiempo del esperado recorrer el complejo, pero bien valió la pena, en especial por las obras de arte cuyo valor artístico supera su valor religioso y por la sensación que se experimenta al interior de la catedral.

El viaje continúa por Chiquinquirá, Saboyá, Puente Nacional, Barbosa y Oiba. Aveces estoy en Boyacá, aveces en Santander, aveces con sol y otras con lluvia. Ya la noche estaba llegando y una fila de tractomulas hacía lento el tráfico. El paso por Socorro tomó algo de tiempo, y la carretera comenzaba a tener muchas curvas así que cada vez se hacia menor el espacio disponible para superar los camiones.

Al fin llego a San Gil, de noche y muy cansado. Según referencias la zona de hoteles campestres queda en la salida hacia Charalá, por lo que no fue difícil encontrar un lugar dónde dormir, y mientras me acomodo en el cuarto puedo ver por el balcón a la luna, que brillante me da la bienvenida a Santander.

Un comentario para “Mas allá de lo esperado”

  1. Andres Leon dice:

    Impresionante!! Que bueno que haya decidido ir a tan hermoso lugar que es Santander. Hay un pueblo llamado simacota donde hay unas hermosas cuevas para espeleologia y hacen expediciones a la reserva de los yariguies.
    que vuelva a Santander
    Bendiciones

Escriba su comentario