Categorías
Arte Lifestyle Punto de Vista

Volviendo del Lethæus

Habló pues el bravo Horacio,
Capitan de la puerta:
A todo hombre de esta tierra tarde o temprano
le llega la muerte
¿y qué mejor muerte puede haber
que enfrentar una suerte adversa
por las cenizas de sus padres
y el templo de sus dioses?

— Extracto de Cantos populares de la antigua Roma, del Thomas Macaulay

XXVI

But the Consul’s brow was sad,
And the Consul’s speech was low,
And darkly looked he at the wall,
And darkly at the foe.
«Their van will be upon us
Before the bridge goes down;
And if they once may win the bridge,
What hope to save the town?»

XXVII

Then out spake brave Horatius,
The Captain of the Gate:
«To every man upon this earth
Death cometh soon or late.
And how can man die better
Than facing fearful odds,
For the ashes of his fathers,
And the temples of his gods,

XXVIII

And for the tender mother
Who dandled him to rest,
And for the wife who nurses
His baby at her breast,
And for the holy maidens
Who feed the eternal flame,
To save them from false Sextus
That wrought the deed of shame?

XXIX

Haul down the bridge, Sir Consul,
With all the speed ye may;
I, with two more to help me,
Will hold the foe in play.
In yon strait path a thousand
May well be stopped by three.
Now who will stand on either hand,
And keep the bridge with me?»

 XXVI

Pero la frente del Cónsul estaba turbada,
Y su discurso sonó en tonos bajos,
Sombríamente miraba a la pared,
y sombriamente al adversario.
«Su carro estará entre nosotros
Antes de que el puente caiga;
Y si lograran capturar el puente,
¿Qué esperanza salvará la ciudad?»

XXVII

Habló pues el bravo Horacio,
Capitan de la puerta:
A todo hombre de esta tierra tarde o temprano
le llega la muerte
¿y qué mejor muerte puede haber
que enfrentar una suerte adversa
por las cenizas de sus padres
y el templo de sus dioses?

XXVIII

Y por la madre tierna
Quién meciera su descanso,
Y por la mujer que amamanta
Su hijo en su seno,
Y por las doncellas sagradas
Que alimentan la llama eterna,
Para salvarlos del falso Sexto
Quien trajera el hecho de vergüenza?

XXIX

Tire el puente, señor Cónsul,
Tan rápido como podáis;
Yo, y dos más para que me ayuden,
Sostendremos el enemigo en el juego.
En el estrecho de Yon un millar
Bien podrá ser detenido por tres.
Ahora, ¿quién estará de pie en cada mano,
Y mantendrá el puente conmigo?»

— Extracto de Cantos populares de la antigua Roma, del Thomas Macaulay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *